domingo, 19 de diciembre de 2010

El rescate de Atahualpa

   Esta fue una de las más vergonzosas acciones llevada a cabo por los conquistadores enviados por la Corona Española contra sus futuras colonias, aconteció el 16 de Noviembre de 1532.
   Francisco Pizarro llegaba al Perú un año antes, la fortuna lo acompañaba ya que era el momento más propicio para él, el Inca Huayna Cápac recientemente fallecido dejaba a sus dos hijos Huáscar y Atahualpa enfrascados en una lucha intestina por el poder del Tahuantinsuyo.
   En un primer momento fueron considerados como dioses éstos hombres de piel pálida, pelo en la cara y montados en unos extraños animales que luego conocerían como caballos. Atahualpa sería el primero en descubrir que no eran deidades y trató de adelantarse a su hermano Huáscar, sus intenciones eran derrotar a los extranjeros intrusos para gloria suya ante sus súbditos.
   Por su parte, Pizarro jugó bien sus reducidas cartas, un ataque frontal a las huestes incas lo hubieran llevado a una total derrota, por lo que planificó utilizar el factor sorpresa y capturar al Inca en el encuentro que había propiciado.


La captura de Atahualpa
   
  
    En medio de una majestuosa procesión se presenta Atahualpa en la Plaza Mayor de Cajamarca con más de 30,000 hombres, Pizarro lo esperaba con solo 180. Los españoles fueron más rápidos y luego de un falso intento de Fray Valverde para que el Inca abrazara la religión católico y así distraerlo, los soldados bajo las órdenes de Pizarro toman la plaza y llevan a cabo su principal objetivo, la captura de Atahualpa, viendo a su soberano prisionero cunde el caos en el bien organizado ejército inca. Morirían alrededor de 5,000 indios y más de 7,000 fueron capturados, el bando español tendría una sola baja.
   A este punto, la captura de Atahualpa  podría ser una más de las miles de batallas, sitios y acciones bélicas ocurridas desde tiempos remotos, más entre vencedores y vencidos la palabra empeñada y el cumplimiento de esta viene a ser parte del honor de un caballero, Pizarro se mantendría totalmente ajeno a ésta ética.


Ofrecimiento del millonario rescate


  El Inca ofrece como rescate por su libertad dos habitaciones de plata y una de oro hasta la altura donde llegara su mano, Pizarro y sus hombres aceptaron e inmediatamente comenzaron a llegar desde todos los confines del Tahuantinsuyo grandes cantidades de éstos metales preciosos.
   Confiado en que sus captores procederían como él lo habría hecho luego de haber cumplido con su parte del trato,  recibe aterrado la nueva de que sería enjuiciado, los cargos eran tan absurdos que iban desde la idolatría hasta el incesto, costumbres que eran normales en estos pueblos indígenas, como lo habían sido en el mundo de la Antigüedad.
   De cualquier modo, la sentencia anunciada a voces fue de muerte en la hoguera, otorgándole la "generosísima" prerrogativa de cambiarla por muerte con el garrote si el Inca aceptaba el bautizo.
   Ejecutado el 26 de Julio de 1533, sería el principio del fin del otrora poderoso Imperio de los Incas, grandes vencedores materiales fueron los Conquistadores, más en un plano moral, España se debería de avergonzar de ésta baja traición por parte de sus súbditos, la ambición y avidez de ellos lograrían que no respetasen la palabra empeñada como hace un digno caballero.Más valdría la pena reflexionar :
      Es que alguna vez tuvieron respeto por la palabra empeñada o por su honor de caballero comprometido?


                                                                                                   Mercedes Sardá
                                                                                                   Lima
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada